Indicaciones generales para la comprobación de Volante Bimasa

Al cambiar el embrague se ha de comprobar necesariamente el Volante Bimasa.
Un volante bimasa gastado, dañado,puede tener como consecuencia la destrucción prematura del embrague nuevo.

1. Pregunte a sus clientes
En las reclamaciones de los clientes, las preguntas concretas pueden ayudar a determinar el tipo de avería.
  • ¿Qué es lo que no funciona, de qué se queja el cliente?
  • ¿Desde cuándo se presenta el problema?
  • ¿Cuándo apareció por primera vez?
>> ¿Es esporádico, frecuente o constante?
  • ¿En qué estado del vehículo se presenta el problema?
>> Por ejemplo, al arrancar, al acelerar, al subir o bajar de marcha, con el vehículo en frío o a la temperatura de funcionamiento.
  • ¿Tiene el vehículo dificultad para arrancar?
  • ¿Cuál es el rendimiento total y anual del vehículo?
  • ¿Se producen cargas fuera de lo normal para el vehículo?
>> Por ejemplo, arrastrando un remolque,con una carga elevada o en funciones de taxi, como vehículo de flota o de auto escuela, o por haberse sometido a una optimización electrónica del motor.
  • ¿Cuál es el perfil de circulación?
>> Por la zona, trayectos cortos, trayectos largos, autopistas.
  • ¿Se han realizado ya reparaciones en el embrague o en la caja de velocidades?
>> En caso afirmativo, ¿cuál era entonces el kilometraje del vehículo y el motivo de la reparación?

2. Comprobaciones generales en el vehículo
Antes de comenzar con las reparaciones del vehículo,deben comprobarse los siguientes puntos:
  • Registros en la memoria de errores de la unidad de control (motor, caja de velocidades)
  • Potencia de la batería
  • Estado y funcionamiento del motor de arranque
  • Se ha aumentado la potencia del motor ("optimización electrónica del motor")?
3. Manejo correcto del Volante Bimasa
A continuación se precisan algunas indicaciones para el manejo del Volante Bimasa:
  • Los volantes bimasa que hayan recibido un golpe al caerse al suelo no deben montarse.
>> Daños en el cojinete de fricción o en el cojinete de bolas, anillo de transmisión deformado,alta descompensación.
  • No se permite el rectificado de la superficie de fricción del Volante Bimasa.
>> El debilitamiento de la superficie de fricción impide que se pueda garantizar el índice de rotura.
  • En los Volante Bimasa con cojinetes de fricción no se debe aplicar una fuerza excesiva para mover la masa secundaria en dirección axial.
>> Puede resultar dañada la membrana existente en el interior del Volante Bimasa.
No está permitido el lavado en una lavadora de piezas o la limpieza con un aparato de limpieza de alta presión, un limpiador a vapor, aire comprimido o un aerosol de limpieza

4. Montaje
En el montaje del Volante Bimasa se ha de tener en cuenta lo siguiente:
  • ¡Se deben respetar las prescripciones del fabricante del vehículo!
  • Comprobar si los retenes son estancos (lado del motor y lado del cambio de marchas) y, dado el caso, sustituirlos.
  • Comprobar si la corona dentada del motor de arranque presenta daños y si está bien asentada
  • Se deben emplear siempre tornillos de fijación nuevos.
  • Comprobar en el Volante Bimasa que la distancia entre los sensores de revoluciones y el anillo de transmisión sea correcta
>> Dependiendo del fabricante del vehículo.
  • Asiento correcto de las guías de ajuste del embrague
>> Las guías de ajuste no se deben insertar a presión en el Volante Bimasa, tampoco pueden faltar.
>> Las guías de ajuste que se hayan introducido a presión rozan con la masa primaria (ruidos).
  • Limpiar la superficie de fricción del Volante Bimasa con un paño humedecido con un producto desengrasante
>> El producto de limpieza no debe penetrar en el Volante Bimasa.
  • Tornillos de longitud correcta para el embrague
>> Los tornillos demasiado largos rozan con la masa primaria (ruidos) y pueden llegar a bloquearla.
>> Los tornillos demasiado largos pueden causar daños en el cojinete de bolas o sacarlo de su asiento.

5. Particularidades
Dadas las características constructivas, las siguientes particularidades técnicas están permitidas y no tienen ninguna influencia sobre el funcionamiento:
  • Los restos de grasa en la parte trasera del Volante Bimasa (en el lado del motor) que se extienden desde los orificios hacia fuera
  • La masa secundaria puede girar algunos centímetros hacia la masa primaria y no retrocede por sí mismo a su posición inicial.
>> En el caso de un Volante Bimasa con disco de control de fricción se puede sentir y escuchar un fuerte golpe.
  • Dependiendo de la versión, hasta 2 mm de holgura axial entre la masa primaria y la secundaria.
>> En algunos prototipos con cojinete de fricción, hasta 6 mm de holgura axial.
  • Cada Volante Bimasa dispone de una holgura de basculación.
>> Cojinetes de bolas: hasta 1,6 mm; cojinetes de fricción: hasta 2,9 mm.
>> ¡Las masas primaria y secundaria no deben chocar entre sí!

6. Soluciones de reparación de varias piezas
Cada vez son más los fabricantes de vehículos que instalan un Volante Bimasa en el primer equipo de un vehículo. Y esta tendencia continúa creciendo. El motivo son las ventajas técnicas que ofrece un Volante Bimasa, así como la necesidad de seguir aumentando el confort acústico y de reducir las emisiones contaminantes de los motores modernos. El Volante Bimasa está adaptado al vehículo y a su motor. Como alternativa al Volante Bimasa, el mercado ofrece soluciones de reparación consistentes en diversas piezas.

Esos kits de reparación se componen principalmente de:
  • un volante convencional rígido,
  • un plato de presión del embrague,
  • un disco de embrague y
  • un cojinete de desembrague.

¡Atención!
Esas soluciones alternativas de reparación no
cumplen las especificaciones de los fabricantes
de vehículos.

Informaciones relacionados:
>>  Comprobaciones en el volante bimasa
>> Herramienta especial para Volante Bimasa LUK 400 0080 10

fuente:schaeffler.com

Paginas mas visitadas sobre embragues y volante bimasa: