Mostrando entradas con la etiqueta Volante bi-masa (ZMS). Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Volante bi-masa (ZMS). Mostrar todas las entradas

Volante bimasa (ZMS)



Resumen de ventajas del volante de inercia de doble masa de LuK:
  • Gran confort durante la conducción 
  • Absorbe vibraciones
  • Evita ruidos
  • Permite una conducción confortable con pocas revoluciones
  • Ahorra combustible 
  • Descarga cigüeñal y caja de cambios 
El volante de inercia de doble masa de LuK es, por lo tanto, la solución ideal.
Con una salvedad: la sobrecarga por aumento de resonancia y los picos del par de torsión que este conlleva son mayores cuanto mayor sea el momento de inercia de la masa en vibración. Con un volante de inercia de doble masa, se notarían esos problemas por lo general en los procesos de arranque y parada del motor aún mas que con un sistema de embrague convencional. A esto se añade: el hecho de que la masa de inercia del motor tiene un menor efecto estabilizador sobre las variaciones del número de revoluciones del motor. La experiencia de décadas en el desarrollo de embragues permitió a los especialistas de LuK resolver este problema de manera óptima. Un dispositivo adicional de amortiguación impide que se produzca una sobrecarga debida a la resonancia. En el funcionamiento normal del vehículo, ese dispositivo de  amortiguación está desconectado y el amortiguador de muelle se encarga de filtrar las vibraciones torsionales del motor.


Fricción e índice de elasticidad - la relación ha de ser la correcta.
Para un aislamiento óptimo de las vibraciones y un paso de resonancia suave en el arranque y la desconexión del motor, ha de ajustarse la relación entre la fricción y el índice de elasticidad de manera óptima. Una variable decisiva es la longitud de los muelles: cuando menos rígido es un muelle, mejor se aíslan las vibraciones. Los muelles extremadamente largos de la nueva generaciòn de volantes de inercia de doble masa minimizan el índice de elasticidad, frente a la primera generación, de manera considerable. De este modo es posible aislar casi totalmente las sobrecargas por aumento de resonancia del cambio de marchas

Mas informacion de:
Sistemas de embrague
Volante motor bi-masa (ZMS)
Discos de embrague  
Prensas de embrague
Prensas de embrague SAC 1
Prensas de embrague SAC 2
Limitador de peak de momento
Cilindro receptor > desemrague central
Cilindro hidráulico receptor de embrague

>>Conosimientos básicos 

Los motores modernos permiten la conducción con un número de revoluciones extremadamente bajo. La tendencia es a pares motores cada vez más altos. Las carrocerías optimizadas en el túnel de viento generan menos ruido. Los nuevos métodos de cálculo ayudan a minimizar el peso de los vehículos y los conceptos de mezcla pobre aumentan en coeficiente de rendimiento de los motores. Una quinta o sexta marcha contribuyen también a disminuir el consumo. Los aceites muy fluidos facilitan el cambio de marchas preciso. En resumen: las fuentes de ruido aumentan, la amortiguación natural disminuye. El principio del motor alternativo, que con sus fases de combustión periódicas genera variaciones en el número de revoluciones en la cadena cinemática, sigue vigente - Las desagradables consecuencias son ruidos en la transmisión y resonancias en la carrocería. Hoy en dia, un conductor acostumbrado a un mayor confort en la conducción no acepta un ruido de fondo como este. Más importante que nunca se perfila la función del embrague de aislar vibraciones del motor, además de unir y separar. Físicamente la solución es sencilla: se ha de aumentar el momento de inercia de masa de la caja de cambios, sin hacer que aumente la masa de transmisión. De este modo, se amortiguan las variaciones del número de revoluciones del motor y se alcanza el confort deseado. Por otra parte, se reduce la carga sobre la caja de cambios.

Una gran variedad
LuK ha sido el primer fabricante en Europa capaz de desarrollar y fabricar en grandes series un volante de inercia de doble masa, en el que se pueda aplicar este principio de la Física. El nombre ya lo dice: la masa del volante de inercia convencional se divide. Una parte sigue perteneciendo al momento de inercia de masa del motor. La otra, por el contrario, pasa a aumentar el momento de inercia de masa de la caja de cambios. Ambas masas desacopladas están unidas por un sistema de muelles/amortiguación. Un disco de embrague sin amortiguador de torsión entre la masa secundaria y la caja de cambios, se encarga de unir y separar. Efecto secundario positivo: el cambio de marcha resulta más fácil gracias a la menor masa a sincronizar y a que la sincronización desgasta menos.

Paginas mas visitadas sobre embragues y volante bimasa: