El embrague pilotado electrónicamente

En diferencia al embrague automático servocomandado el embrague pilotado electrónicamente es gobernado por un sistema electrónico de gestión que controla un circuito hidráulico de mando de la palanca de desembrague. Dicho módulo de gestión electrónica recibe información sobre la posición de la palanca de cambios y del pedal del acelerador, así como la velocidad del vehículo y el régimen del motor.

Con el vehículo parado y el contacto desconectado el embrague siempre se encuentra en posición de embragado, independientemente si está en punto muerto o no. Si se encuentra una velocidad metida no es posible arrancar el vehículo. Para sacar la velocidad el sistema está provisto de un captador de esfuerzo situado sobre la palanca del cambio que envía una señal al calculador electrónico que acciona el embrague. Permitiendo así sacar la velocidad y poder ser arrancado el motor.

Al poner en marcha el vehículo y accionar la palanca del cambio de velocidades, un captador de esfuerzo manda una señal al módulo electrónico, que activa el embrague permitiendo la selección de esta marcha. El arranque del vehículo se produce de manera progresiva con la posición del acelerador.

Con el vehículo circulando a gran velocidad el desembrague se produce cuando el módulo recibe señales del captador de esfuerzo de la palanca del cambio y el captador de la posición del acelerador indica que se ha levantado el pie del acelerador. Al colocar la palanca del cambio en la velocidad deseada el captador de la posición de la palanca del cambio envía una señal al módulo que autoriza el embragado al acelerar.

La gestión electrónica del embrague mejora considerablemente las prestaciones y manejo del cambio que un embrague convencional, además que la conducción del vehículo es mucho más agradable el disco de embrague se desgasta bastante menos.


El sistema de embrague pilotado permite liberar al conductor de la tarea de pisar el pedal del embrague cada vez que se necesita cambiar de velocidad. Este sistema es algo diferente a lo que comúnmente se conoce como "cambio automático".

Un ligero esfuerzo realizado por el conductor en la palanca de cambios produce unos impulsos electrónicos que son dirigidos al calculador central y que, combinados con otros datos permiten actuar a una bomba hidráulica, que genera presión para que un gato hidráulico suministre la necesaria actuación mecánica, sustituyendo al cable del embrague, de tal manera que facilita el desembragado y el embragado del motor sin tirones ni retemblores.
El sistema de embrague pilotado se encuentra formado por los siguientes elementos:
a) El grupo electrobomba.
b) El gatorreceptor hidráulico.
c) Los captadores.
d) El calculador.

El grupo electrobomba tiene como función generar la presión necesaria para hacer funcionar los elementos mecánicos del sistema. Está formado por una bomba hidráulica, arrastrada por un motor eléctrico dirigido por el calculador y controlada por un presostato, un acumulador de presión que hace funcionar la bomba de manera intermitente y de una electroválvula pilotada por el calculador, cuya posición determina la del gato hidráulico y consecuentemente la del embrague. Así, cuando sube la presión se alimenta el gato desde el depósito de líquido hidráulico y se produce el desembrague del motor, mientras que cuando cae la presión, el líquido vuelve al depósito, desactivando el gato, es decir embragando el motor.

El gatorreceptor hidráulico aparece indisolublemente unido al grupo electrobomba, va fijado a la caja de velocidades y está unido a la horquilla del embrague mediante un cable. Según la presión recibida desde el grupo hidráulico, el embrague se desembragará. Un captador de posición, fijado en el extremo del recorrido del gato, informa al calculador de la posición del gato y por tanto de la posición del embrague.

Los captadores son sensores que informan al calculador de diferentes operaciones, así el captador situado en la bola de la palanca de cambios informa al calculador cuando el conductor desea cambiar de marcha. A continuación el calculador electrónico acciona el gato por medio de una electroválvula, situada en el grupo electrobomba, procediendo al inicio de la operación de desembragado del motor. Hay otro captador en el cárter de la caja de cambios, que informa al calculador de la existencia de una marcha metida, para evitar que el motor arranque, accionando una alarma sonora que avisa de la anomalía. También es destacable el captador de posición del acelerador, o el captador en las puertas, que avisa de que se inicia la maniobra de arranque con la puerta abierta.

Los captadores
Los captadores existentes en la palanca de cambios permiten determinar la intencionalidad del conductor, mediante el posicionamiento ofrecido en los diferentes contactos eléctricos que el conductor realice, que son transmitidos al calculador central del sistema.






Electrobomba
En el grupo electrobomba se genera la presión, para mover el émbolo hidráulico que acciona el equipo del embrague, así como el correspondiente sistema de relajamiento posterior de esa presión hidráulica.







El gatorreceptor
El gatorreceptor de esa presión hidráulica, produce el desplazamiento de las partes móviles del embrague según recibe la presión desde la bomba.








El embrague pilotado
El sistema de embrague pilotado permite eliminar el pedal del embrague, consiguiendo una mayor comodidad en la conducción y en la maniobrabilidad del vehículo.








El presostato
El presostato mantiene la presión necesaria para el funcionamiento del embrague pilotado. La electrobomba actúa de manera intermitente, manteniendo así la presión del depósito y evitando el funcionamiento continuo de la misma.






La electroválvula
La electroválvula está controlada por el calculador y mantiene el brazo del gato hidráulico en una posición determinada, de tal forma que al mismo tiempo permite conocer la posición del embrague.

Paginas mas visitadas sobre embragues y volante bimasa: